• 27 de los fallecidos eran agentes de policía y otros dos, trabajadores del club de fútbol Besiktas, según los medios turcos 
  • Los Halcones de la Libertad del Kurdistán, una escisión del PKK, reivindican el doble atentado perpetrado en las inmediaciones del estadio del club Besiktas

Un doble atentado bomba dejó este sábado en Estambul 38 muertos y 155 heridos. El ministro del Interior de Turquía, Soliman Soylu, lo confirmó durante la noche en una rueda de prensa.

Los ataques ocurrieron sobre las 20:30 (hora de Madrid) del sábado. Una bomba estalló cerca de un vehículo de transporte de la policía antidisturbios situado frente al estadio del club de fútbol Besiktas. Unos 45 segundos más tarde, un suicida se inmoló en medio de un grupo de policías en el parque cercano Maçka.

Las dos deflagraciones ocurrieron media hora después del final del partido de fútbol que disputó el Besiktas contra el Bursaspor, aunque los espectadores ya habían abandonado el recinto (si bien es cierto que todavía  quedaban periodistas y deportistas dentro del estadio).

Según el ministro turco, entre los fallecidos, 27 eran agentes de policía. Los medios turcos aseguran que dos de los civiles fallecidos eran trabajadores del club de fútbol Besiktas.

Asimismo, según el Gobierno turco, ya han sido detenidas 10 personas en relación con los ataques. Todas ellas están vinculadas con el coche bomba, aunque por el momento las autoridades no han informado de la autoría del atentado. El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha declarado este domingo un día de luto en el país.

Una escisión del PKK reivindica la autoría

El grupo de los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK, por sus siglas en kurdo) han reivindicado el atentado cometido ayer en las inmediaciones del Vodafone Arena de Estambul, confirmado que dos de sus miembros fallecieron durante el ataque y asegurado que el atentado no iba dirigido contra civiles, sino contra las fuerzas de seguridad.

“Es necesario poner fin al fascismo, cuyo único responsable es el partido Justicia y Desarrollo”, han hecho saber en un comunicado publicado en su página web, en relación a la formación del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. El grupo avanza que compartirá “detalles sobre los dos compañeros fallecidos en los próximos días”.

Erdogan promete que Turquía vengará lo sucedido

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido que su país luchará hasta el final contra el terrorismo y que vengará el doble atentado que causó anoche 38 muertos y 155 heridos. “Vamos a luchar hasta el final contra la lacra del terrorismo”, ha asegurado Erdogan durante un discurso en Estambul recogido por el canal CNNTürk.

“Si creen que nos van a asustar con esto se equivocan”, ha añadido el mandatario, después de remarcar que su país vengará lo sucedido y que los responsables pagarán “un precio muy alto”.

Por su parte, el ministro del Interior Soylu también ha advertido que, “antes o después”, Turquía se cobrará su “venganza” . “Esta sangre no se quedará en el suelo, no importa el precio que haya que pagar”, ha asegurado, según la agencia Reuters.

España condena “firmemente” los atentados

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, el Ejecutivo ha reiterado su condena a toda manifestación de terrorismo y ha expresado su solidaridad con las autoridades de Turquía en su lucha contra esta lacra.

Además, España ha trasladado sus condolencias a los familiares y allegados de los fallecidos y a todo el pueblo de Turquía, y ha deseado una recuperación pronta y plena a los heridos.

Dejar respuesta