El Ayuntamiento de Málaga abrirá hoy miércoles, 16 de septiembre, el plazo de solicitudes de la Convocatoria de Prestaciones para Bonos de Alimentación, por la que, a través del Área de Derechos Sociales, destina 100.000 euros a las familias que no pueden afrontar los gastos de alimentación de todos y cada uno de sus miembros. Las solicitudes deberán entregarse en las Oficinas Municipales de Atención al Ciudadano (OMAC) situadas en cada uno de los 11 distritos municipales en los que se articula la ciudad.

Así, las familias podrán presentar las solicitudes entre el 16 de septiembre y el 5 de octubre y las entidades bancarias, emisoras y distribuidoras de las tarjetas monedero, entre el miércoles y el 26 de septiembre.

Utilizando una tarjeta monedero las familias seleccionadas en la convocatoria podrán comer en establecimientos de la ciudad mediante un procedimiento “ágil y sencillo” y que “salvaguarda tanto su intimidad como su salud alimenticia”, han explicado en un comunicado desde el Consistorio malagueño.

Con esta medida el Ayuntamiento, a través del Área de Derechos Sociales, facilita a las unidades familiares con ingresos bajos o insuficientes un complemento económico para cubrir las necesidades básicas de alimentación. Está dirigido principalmente a aquellas familias que, una vez satisfechos los gastos fijos de su vivienda y los correspondientes a los suministros energéticos básicos -electricidad, agua y gas-, no tengan economía suficiente para afrontar los gastos de alimentación.

El importe de este bono-alimentación a percibir mensualmente por cada uno de los miembros de la unidad familiar es de 180 euros, correspondiente a 30 menús diarios, valorados cada uno de ellos en seis euros.

Para poder acceder a estas ayudas municipales las familias, además los ingresos, deben cumplir otros requisitos como son estar empadronadas en Málaga, no poseer más inmuebles que la vivienda donde residan y tener una hipoteca o un alquiler de esta vivienda y estar al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

A ello hay que añadir que ningún miembro de las unidad familiar sea perceptor de cualquier otra prestación regulada en el Reglamento de Prestaciones Económicas de los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de Málaga. Las familias beneficiarias tendrán que realizar el gasto diario asignado en la tarjeta monedero, no pudiendo acumular importes.

La emisión de la tarjeta monedero no tendrá coste alguno ni para las familias beneficiarias ni para los establecimientos hosteleros.

Con esta iniciativa el Ayuntamiento de Málaga ha asegurado que, además de garantizar las necesidades alimenticias de las familias malagueñas, también contribuirá a generar actividad económica en la ciudad, lo que implicará un mayor índice de puestos de trabajo y con lo que se podrá mejorar la realidad de la pequeña y mediana empresa.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí